1. Home
  2.   »  Enfermedades   »   Síntomas de cálculo renal

Síntomas de cálculo renal


 

calculos-renales

Un cálculo renal es un sólido formado a partir de la acumulación de minerales agregados en la orina. La litiasis renal es una enfermedad de cálculos presentes en las vías urinarias. Los cálculos renales occuren con más frecuencia en los hombres que en las mujeres. Algunos bebés prematuros desarrollan cálculos renales. Hay varios tipos de cálculos renales. La mayoría son cálculos renales de calico pero A veces pueden ser cálculos renales de ácido úrico, de magnesio, de estruvita, o de cistina. Los cálculos renales se forman dentro de los riñones y pueden pasar a través los uréteres o la vejiga.

Calculo renal puede causar diferentes sintomas, dependiendo del tamaño de los cálculos renales, sus composiciones y sus situaciones en los aparatos urinarios. El dolor de espalda producido por cálculos renales es el síntoma más común y lo que aparece primero, normalmente. El dolor de cálculo renal puede estar localizado en la región costal o en la espalda, por debajo de las costillas. También el dolor se asocia a fiebre, nauseas, vómitos y, a veces. confusión mental. Otros síntomas de cálculos renales consisten en dolor al orinar, retención urinaria, y aparición de sangre en la orina o hematuria. Uno de los signos de cálculos renales también puede ser infecciones de orina frecuentes.

¿Qué causa los cálculos renales?

En algunos casos es difícil explicar definitivamente las causas de cálculos renales porque hay una combinación de razones. Puede ser el tipo de alimento que se ingiere o la baja cantidad de agua que se toma. Las personas con una herencia familiar de litiasis renal pueden formar cálculos.

Un cálculo renal es una condición que necesita tratamiento antes que cause daño a los riñones o al tracto urinario. Usualmente, una persona con un calculo renal pequeño puede eliminarlo con la orina y no sentir ninguno de los síntomas de cálculos renales. En otros casos, eliminar un cálculo renal puede producir un dolor intenso y problemas con la micción. Nadie sabe definitivamente cuánto tiempo toma eliminar un cálculo renal. Para algunas personas. el proceso puede durar dos o tres semanas y para otras, dos meses. Sin embargo, si un paciente tiene cálculos renales grandes y están atrapados en los uréteres, en la vejiga, o en la uretra, quizás necesite otro tratamiento para cálculo renal, como una operación de extirpación del cálculo renal. Es importante que cuando se sienta algún síntoma, llame a un médico para que pueda recibir el tratamiento para cálculo renal lo más pronto posible.

Hay factores de riesgo, especialmente la deshidratación que provocan cálculos renales. Si usted tiene una historia familiar de cálculos renales, debe se evaluado por un urólogo profesional para saber si también está predispuesto a esta condición. Con muchos pacientes se puede detectar la presencia de cálculos renales a través de un examen de imagen como una radiografía simple, una urografía con contraste o una ecografía.

El cálculo renal puede ser tratado de maneras diferentes. Sin embargo, antes que un médico pueda empezar a realizar el tratamiento para cálculos renales, es necesario saber la situación, composición, y el tamaño de los cálculos. También los médicos pueden evaluar los análisis de sangre y orina para determinar si existe una enfermedad que se asocia a su formación.

Cuando un cálculo renal es muy grande o tiene bordes ásperos, será difícil eliminarlo naturalmente. A veces un paciente no responde bien al tratamiento de cálculos renales. A veces es necesario realizar una litotricia, cuando se usan las ondas de choque para romper los cálculos en pequeñas partículas que son más fáciles de eliminar. Hay un otro método en el cual se utiliza un láser para pulverizar los cálculos; en otros casos, uno de los remedios para los cálculos renales es tomar medicamentos naturales o de prescripción para disolverlos.

Leer   Síntomas de la menopausia

También cabe la posibilidad de ejecutar una cirugía para extraer el cálculo. Una persona puede sufrir de hidronefrosis, cuando los cálculos renales pueden bloquear el flujo de orina y causar una obstrucción pieloureteral. Para aliviar el flujo, se puede realizar una nefrostomía para insertar un tubo, un endoprótesis de cálculo renal, o un catéter a través de la piel y del riñón. Se puede realizar una pieloplastia para quitar la obstrucción y reconstruir la región pelvica renal. A veces es necesario extraer el cálculo directamente del riñón para tener alivio. Si los cálculos han hecho daño al riñon, los médicos harán una cirugía de cálculos renales, tal como la extirpación del riñón, (enteramente o en parte) en un procedimiento que se llama nefrectomía o nefrectomía parcial.

Los cálculos pueden volver a presentarse nuevamente en el futuro si no se cambia la manera de vivir o si no recibe el tratamiento apropriado para su condición. Por ejemplo, seguir una dieta renal especial, tomar bastante agua, y hacer ejercicio. Sin el tratamiento del cálculo renal, se puede tener más problemas médicos, como una enfermedad renal, insuficiencia renal aguda o daño permanente a la región pelvico renal.

Síntomas de Cálculo Renal

El cálculo renal tiene síntomas que varían de persona a persona. Sin embargo, el síntoma más común es el dolor de espalda superior, localizado en el lumbar o en el costado del cuerpo. Normalmente el dolor es intermitente y no se alivia. El dolor de riñón de espalda se intensfica, mientras el cálculo renal pasa a través del tracto urinario. Un paciente también puede sentir un dolor de cálculo renal que se irradia hacia desde el abdomen anterior hacia las ingles o los genitales.

Los síntomas de cálculo renal también pueden incluir sangre en la orina. Una de las causas de sangre en la orina puede ser el cálculo, que produce lesiones cuando pasa por la vía urinaria. La sangre puede ser visible a simple vista (hematuria macroscópica) o puede ser microscópica, que sólo se detecta con una análisis de orina (hematuria microscópica). Si hay sangre en la orina presente en las mujeres, hay que diferenciar si ésta es el resultado de la menstruación o de un cálculo.

Otro síntoma de cálculos renales puede ser una infección de orina. Algunas de sus causas son la micción frecuente, la dificultad al orinar o el dolor al orinar. Si la sangre en la orina presentan células blancas, éstas indican que el paciente posee una infección urinaria. La piuria, o el pus en la urina, puede indicar una infección de riñón. Los cálculos renales pueden ser la causa o la consecuencia de infecciones frecuentes de la orina.

Muchos de los síntomas de cálculos renales también pueden ser síntomas de otras afecciones urinarias, como un agrandamiento de la próstata o cancer vejiga o cancer rinon. El dolor de espalda inferior derecha, el dolor de espalda abajo a la izquierda, y el dolor de espalda medio podría ser confundido con uno de los síntomas de cálculos renales. Hay dolor de espalda que es el resultado de un accidente o un daño muscular. Pero el dolor puede estar acompañado por fiebre, nauseas, vómitos, o otros síntomas urinarios, tal como disuria (dolor al urinar), orina turbia, o un aumento de la frecuencia al orinar. Esta combinación indica que probable se padecen por un calculo renal.

Leer   Síntomas del cáncer de mama

Tratamiento de Cálculo Renal

El tratamiento debe implicar conocer el tamaño y la composición de los cálculos renales. El médico también debe considerar la forma de controlar el dolor de un paciente, cómo quitar las piedras y proporcionar orientación en la prevención de la reformación de cálculos en el futuro. Hay pacientes que normalmente pasan por un período de «esperar y ver» para averiguar si se puede eliminar un cálculo renal sin tratamiento. Ésto podría durar días o, a veces, semanas.

El tratamiento puede conducir a la cirugía de cálculo renal si la piedra no pasa por sí sola a través de la orina. A veces, este tipo de cirugía es muy invasiva y requiere a los médicos hagan una incisión y quiten las piedras del riñón de su ubicación. Otras veces, un médico puede realizar procedimientos menos invasivos desde fuera del cuerpo que ayuden a deshacer las piedras en fragmentos más pequeños que pasen a través de la orina.

La eliminación de un cálculo renal puede ser muy dolorosa, por lo que un médico puede prescribir un medicamento para el dolor. Una vez que se elimina un cálculo renal, los médicos lo evaluarán para determinar su composición y sugerir tratamiento para prevenir el regreso de los cálculos renales en el futuro.

Aunque no hay evidencia científica que apoye el uso del tratamiento natural de cálculos renales y medicinales herbarios para cálculos renales, a veces ellos brindan alivio en algunos pacientes. Sin embargo, para que estos recursos de cálculos renales puedan ser eficaces, se deben utilizar en combinación con el asesoramiento y el tratamiento de su médico. Los remedios caseros para cálculos renales pueden ayudar a reducir su riesgo de desarrollar cálculos renales y ayudan a prevenir cálculos renales recurrentes. Algunos tipos de té, como el té negro o té verde, son utilizados como métodos alternativos para su tratamiento. Otras personas beben jugo de limón o jugo de naranja para que el ácido cítrico reduzca el nivel de calcio en la orina y proporcione así la ayuda necesaria para eliminarlos.

Causas del Cálculo Renal

  • Presencia de niveles anormales de ciertas sustancias en la orina, las cuales pueden convertirse en pequeños cristales que crean piedras. Algunas de estas piedras pueden ser cálculos renales pequeños y otras, cálculos renales grandes. Existen varios tamaños de cálculos renales. Es típico desarollar cálculos renales de 4 mm o menos se pueden eliminar por la orina. Otros cálculos renales, de 5mm y más, le pueden causar más dolor y problemas.
  • No beber bastante agua o de un exceso de calcio en las comidas. Los riñones son los órganos que limpian la sangre de toxinas y otros residuos del cuerpo. Cuando no se toma bastante agua, los riñones no tienen suficiento líquido que los ayude a funccionar bien. Se consideran ciertos alimentos para evitar cálculos renales, como aquellos que poseen grandes cantidades de azúcar, sal o proteínas de origen animal. Para algunos pacientes, la combinación de café y cálculos renales no causa problemas, sin embargo esto se debe discutir con nuestros médicos.
  • Herencia familiar. Algunas personas tienen factores genéticos de enfermedades que producen cálculos renales. Un ejemplo de ello es la cistinuria, una condición genética con predisposición para formar cálculos. Algunos cálculos renales que los niños desarrollan se atribuyen a un nacimiento prematuro, defecto en la formación del sistema urinario o hydrofrenosis, causado por una obstrucción de la unión pieloureteral.
  • Algunos tipos de cáncer o de medicamentos como los diuréticos. También, si se tiene una enfermedad ósea, gota, infecciones urinarias repetidas o litiasis en la infancia, se tiene una mayora predisposición a desarollar cálculos renales. Exiten muchos tipos de cálculos renales y por ello es necesario saber la composición de los mismos para tratarlos correctamente. La mayoría son cálculos renales de calcio, pero algunos pacientes tienen cálculos renales de fosfato de calcio o desarollan un cálculo renal de ácido úrico. Cuando los cálculos reaparecen en repetidas ocasiones, nuestros médicos realizan más pruebas para descubrir exactamente cuál es la enfermedad o condición que causa este problema.
  • Presencia de niveles anormales de ciertas sustancias en la orina, las cuales pueden convertirse en pequeños cristales que crean piedras. Algunas de estas piedras pueden ser cálculos renales pequeños y otras, cálculos renales grandes. Existen varios tamaños de cálculos renales. Es típico desarollar cálculos renales de 4 mm o menos se pueden eliminar por la orina. Otros cálculos renales, de 5mm y más, le pueden causar más dolor y problemas.
Leer   Síntomas de la hepatitis

 

Extirpación de cálculo renal

La extirpación de un cálculo es necesaria cuando éste no puede pasar naturalmente a través de la orina. También, la extirpación se realiza si el este está creciendo y representa peligro. En algunos casos, el cálculo puede causar sangrado o lesiones en los riñones. También puede causar infecciones urinarias o infecciones de los riñones. Algunos son muy grandes y bloquean el flujo urinario, causan dolor y mayor frecuencia al orinar.

La extirpación puede incluir una cirugía de cálculo renal, como por ejemplo la nefrolitotomía percutánea. Durante este procedimiento, los médicos harán una pequeña incisión en la espalda e insertarán un tubo en el riñón. A continuación, colocarán una sonda adentro del tubo, la cual utilizán para retirar el cálculo del riñón. El siguiente paso consiste en insertar un catéter en el riñón para que la orina pueda drenar mientras que los riñones se curan. Aunque es una manera eficaz de eliminar el cálculo renal, los riesgos son mayores con este procedimiento. Usted puede sangrar más durante y después del procedimiento y la sangre aparecerá en la orina durante un tiempo. También se puede ocasionar algún daño a la función renal normal.

Una litotricia de cálculo renal es otro tipo de procedimiento para remover los cálculos del riñón en que se usa un instrumento, una máquina, o una sonda para romper los cálculos renales en fragmentos más pequeños que son capaces de pasar a través de la orina. En una litotricia ultrasónica, una sonda electrónica está colocada en el uréter. Las ondas de alta frecuencia son dirigidas a continuación al cálculo renal para romperlo en pedazos minúsculos.

Un método más común para eliminar cálculos renales es la litotricia extracorporal de onda corta (por sus siglas en inglés ESWL). Utiliza ondas de choque desde fuera del cuerpo para descomponer el cálculo en partículas finas. A menudo, los médicos colocan un endoprótesis de cálculo renal, o un pequeño tubo, para mantener los tubos en las vías urinarias abiertos y así permitir que las partículas pasen con más facilidad a través de la orina. En algunos casos, el cálculo renal tratado con ESWL no se rompe la primera vez que se lleva a cabo este procedimiento.

Otra forma de realizar la extirpación es mediante una ureteroscopia, a través de la utilización de un ureteroscopio de fibra óptica estrecha. Una cámara de video está conectada al ureteroscopio para guiar el cirujano mientras él o ella inserta una pequeña cesta para coger el cálculo y sacarlo. Los médicos también pueden realizar una litotricia ureteroscópica con láser, utilizando un láser Holmium para pulverizar la piedra en miles de pequeñas partículas como la arena, que salen a través de la orina.