1. Home
  2.   »  General   »   Rinitis alérgica

Rinitis alérgica


cavidad.nasal_.con_.Rinitis.alergica.jpg
Cavidad nasal con rinitis alérgica

La rinitis alérgica habitualmente es conocida también por como la fiebre del Heno. se trata de una enfermedad respiratoria que tiende a afectar a los ojos y la nariz del paciente que padece este trastorno. Es un claro síntoma de que cuando se inhala una sustancia de la cual es alérgico, como es el caso del polvo o el mismo polen.

Habitualmente la rinitis alérgica es causada por un alérgeno, lo que inicialmente produce una serie de síntomas característicos de una alergia común. Habitualmente es el polen el causante de la mayoría de las alergias que se derivan a la rinitis alérgica, y según se ha determinado, algunos de los principales causantes son los pólenes emanados de árboles, ambrosía, y pastos.

Los síntomas de la Rinitis alérgica más comunes de esta enfermedad respiratoria están relacionados al tener contacto con aquellas sustancias a las cuales una persona es alérgico, lo que produce picazón, estornudos, problemas con el olfato e incluso ojos llorosos. Posteriormente si la rinitis alérgica no es tratada como se debe, los síntomas se pueden complicar de tal manera que se producen nuevas consecuencias, como es el hecho de tos, nariz tapada, dolor de cabeza, fatiga, hinchazón en los ojos, oídos tapados e incluso dolor de garganta.

Para prevenir la rinitis alérgica habitualmente se puede conseguir evitar los alérgenos de los cuales cada persona tiene conocimiento, aunque por lo general podremos tener contacto con los mismos en cualquier tipo de descuido, como es el caso de que cuando llega la época de la primavera en donde el polen tiende a esparcirse de manera absolutamente libre, por lo que recomendamos utilizar barbijo y permanecer en espacios interiores sin exponerse demasiado.

Leer   Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Para tratar esta enfermedad respiratoria se pueden utilizar entre los muchos medicamentos existentes para disminuir la rinitis alérgica, aunque todos se deben tomar con proscripción médica, para de esa manera determinar la dosis a ingerir según la edad, gravedad de los síntoma, y sobre todo si se tiene algunos otros problemas de salud, como puede llegar a ser el caso del asma, verdaderamente determinante si es que se complementa con la rinitis alérgica.

Otro de los tratamientos recomendados para poder mejorar la situación de las personas que padecen rinitis alérgica es la utilización de lavados nasales, los cuales pueden ayudar a eliminar la cantidad de mocos dentro de la nariz. Afortunadamente este tipo de tratamientos pueden realizarse de manera casera, ya que en cualquier farmacia comercializan las soluciones necesarias que se pueden preparar con agua caliente.